miércoles, 27 de agosto de 2014

Ensalada de lentejas

 

  ¡Qué no nos de pereza comer legumbres en verano! En primer lugar, porque deben ser parte fundamental en nuestra dieta y, en segundo lugar, porque podemos tomarlas en ensalada. Ya os he dejado, en otras ocasiones, recetas de ensaladas de legumbres como la ensalada de garbanzos o la ensalada de alubias blancas. Pues bien, ahora les toca el turno a las lentejas.



     Y no sólo lleva lentejas, claro está. Se trata de una ensalada muy completa a base de lentejas, pollo, cebolla, pimiento verde, tomate y queso de cabra.




- 400 gr. de lentejas cocidas y escurridas (Podéis utilizar lentejas de las que se venden ya cocidas o cocerlas vosotros mismos)
- 300 gr. de pechuga de pollo (Yo utilicé pechuga de pollo fileteada)
- 1 tomate grande (o dos medianos)
- 2 pimientos verdes
- 1/4 de cebolla
- Rulo de queso de cabra (dos o tres rodajas de éste por comensal)
- Comino en polvo (opcional)
- Pimienta negra en polvo (opcional, para aliñar las pechugas de pollo)
- Sal
- Vinagre
- Aceite de oliva virgen extra



     Pondremos las lentejas en un escurridor (que nos sirva para las lentejas, es decir, que no tenga los agujeros muy grandes para que no se nos salgan) bajo el agua del grifo y después las dejaremos escurrir.
     Las pechugas de pollo podéis cocinarlas de diferentes maneras: al horno, en la sartén con un poquitín de aceite, a la plancha,... Yo he optado por cocinarlas en el microondas sin aceite, sólo salpimentadas, durante cinco minutos a máxima potencia.
     Mientras tanto, picaremos la cebolla finita. Quitaremos los pendúnculos o rabitos a los pimientos, los abriremos y retiraremos las semillas que tienen dentro, y los picaremos finitos. Lavaremos el tomate y lo cortaremos en gajos. Reservaremos las verduras.
      Una vez que tengamos el pollo listo y las lentejas escurridas, sólo nos quedará unirlo todo y aliñarlo de la forma que más os guste. En mi caso, con comino en polvo, aceite, vinagre y sal. Y como colofón final, le pondremos las rodajas de queso de cabra.

* Esta ensalada puede ser más elaborada sí preferís pochar la cebolla y los pimientos, o si queréis podéis darle un "vuelta y vuelta" al queso en una sartén. De igual forma, la ensalada quedará riquísima.

domingo, 24 de agosto de 2014

Tarta mousse de yogur, fresa e higos "light"

 

    Tenía que preparar una tarta con pocas calorías o, al menos, con menos calorías de las que tienen normalmente. Era una idea que me rondaba desde hace tiempo y algo parecido a esa idea he conseguido plasmar en esta tarta. Que tuviese pocas calorías y que además estuviese rica parecía algo complicado, pero al final no resultó para tanto.





     Esta tarta consta de una finísima base de galletas tostadas, una mousse de yogur desnatado marmolado con unas cucharadas de mermelada light de fresas y para terminar unos higos. Una buena combinación de sabores y texturas.



- 4 yogures desnatados naturales edulcorados
- 1 vaso de leche desnatada
- 6 hojas de gelatina neutra
- edulcorante líquido
- 1 paquete de galletas tostadas ( en realidad no utilicé el paquete entero, me sobraron unas 6 galletas)
- 1 cucharada sopera de margarina
- Mermelada light de fresas
- Canela en polvo
- Higos




     Vamos a necesitar un molde de tamaño medio desmontable.
     Con la ayuda de una picadora, reduciremos las galletas a polvo. También podéis hacerlo poniendo las galletas en una bolsa y aplastándolas con un rodillo.
     Derretiremos la margarina en el microondas y después la mezclaremos con las galletas. Cuando esté bien integrado, lo extenderemos en la base del molde, de forma que quede una base uniforme. La llevaremos a la nevera mientras seguimos con la preparación de la tarta.
     En un bol pondremos los yogures, la leche, una pizca de canela y unas gotas de edulcorante líquido (probad hasta dar con el dulzor deseado). Lo mezclaremos.
     Pondremos la gelatina en agua muy fría durante 5 minutos, después la escurriremos bien y la pondremos en un vaso con 50 ml. de leche muy caliente moviéndolo hasta que se disuelva. Se lo añadiremos a la crema de yogur y la mezclaremos enérgicamente. Pondremos esta mezcla en la nevera durante unos veinte minutos.
Pasados los veinte minutos, la sacaremos de la nevera y le pondremos por encima mermelada light de fresas, a cucharadas. Después lo moveremos con una cuchara, no mucho, para conseguir así el efecto marmolado.
Dejaremos cuajar la tarta en la nevera unas 5 horas más. Pasado ese tiempo, la tarta estará lista para comer. Pero antes, la decoraremos con gajos de higo por encima.

     Ya no hay excusas para no comer tarta sin remordimientos. Conviene no abusar, nos comeremos un trocito y ya, porque si nos comemos más de uno no conseguiremos el efecto de haber tomado pocas calorías.

    Espero que os guste.
 
   

miércoles, 20 de agosto de 2014

Crema de calabaza blanca y zanahorias con chips de nabo

   


     En verano no sólo nos debemos a los helados, también nos debemos a las verduras y hortalizas de temporada. Es en esta época cuando el elenco de productos frescos se abre como una abanico de posibilidades ante nosotros: tomates, pepinos, calabacines, pimientos, y calabaza.
     Y es la calabaza la hortaliza que nos ocupa en esta receta. En concreto, una calabaza blanca y gigante  que llegó a casa y rápidamente me las tuve que ingeniar para cocinarla de diferentes formas antes de que se estropease.

domingo, 17 de agosto de 2014

Tarta de queso, chocolate y frutos rojos con filipinos

 
      ¡Probad esta tarta! y os lo digo en imperativo porque es una orden en toda regla. No se si decir que es la tarta más rica que he probado, pero seguro que está entre las diez primeras. Tened en cuenta que en cuestión de probar tartas soy toda una experta, ¡a mí a golosa no me gana nadie!.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...